PALABRAS DE BIENVENIDA DE CESAR DARGAM EN EL DÍA NACIONAL DE LA EMPRESA PRIVADA 2022

Comunicados

PALABRAS DE BIENVENIDA DE CESAR DARGAM EN EL DÍA NACIONAL DE LA EMPRESA PRIVADA 2022

Muy buenas tardes. 
 
¡Qué bueno encontrarnos de nuevo!
 
Un día como hoy en el año 1963, se formalizó la incorporación de lo que conocemos como el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP). 
 
Tal y como recogen las páginas de la historia, a los fundadores de nuestra institución les tocó tomar decisiones y actuar en tiempos difíciles. El mundo vivía la presión ideológica de la dicotomía impuesta por la Guerra Fría: comunismo versus libre mercado. En nuestro país, en medio de turbulencias políticas y sociales, se forjaba por primera vez la democracia postdictadura. 
 
Según reseñó el Periódico El Caribe de la época (cito) “era la primera vez que los hombres de empresa se reunían … para contribuir al impulso de la economía nacional, propiciar buenas relaciones entre obreros y patronos, y servir al bien común, que es servir a la comunidad”.  
 
Hoy, casi seis décadas después, reconocemos que nuestro país ha cambiado. Detrás de nuestras cifras sobresalientes de inversión, empleo, exportación, crecimiento y tributación, se encuentra el sudor, sacrificio, dedicación y emprendimiento de muchos. 
 
Por eso hacemos una pausa en el camino, para reconocer a quienes han escrito esta historia. Rendimos tributo a los hombres y mujeres que a través de empresas de todos los tamaños y de todos los sectores han sentado los cimientos de este desarrollo.
 
En nuestros pasados presidentes, actuales y pasados directivos, y en toda nuestra membresía vemos a los artífices de este destino.
 
Cincuenta y nueve años más tarde, el CONEP se consolida como el principal espacio de convergencia del sector privado en la República Dominicana. Hoy somos 56 asociaciones y 69 empresas con una visión compartida de aportar al desarrollo sostenible de nuestro país a través de la iniciativa privada. 
 
La diversidad y pluralidad de nuestra base es nuestra principal fortaleza. Nuestra voz procura ser prudente, responsable y oportuna. 
 
Hoy somos testigos de la consolidación de una visión país que se cimienta sobre principios sólidos del CONEP: la defensa de la democracia y sus instituciones, la libertad de empresa y la propiedad privada. Los mismos, cada vez más escasos en nuestra región. 
 
Pero también asumimos una visión renovada y orientada hacia la sostenibilidad como eje transversal de nuestras acciones. Incorporamos temas tan relevantes como el desarrollo social, la innovación, la equidad de género, o la articulación de esfuerzos para la gestión integral de riesgos de desastres. 
 
Por eso la presencia de todos ustedes aquí es tan especial. Porque más que nunca tenemos conciencia de la relevancia de promover alianzas con todos los actores políticos, económicos y sociales.  Los retos actuales requieren de unidad.
 
Tenemos muchas razones para celebrar, y corresponderá al Presidente del CONEP Pedro Brache exaltar en su justa dimensión el significado de ser empresarios y el rol de impacto en la sociedad actual.
 
Amigos y amigas,
 
Parece que fue ayer, pero han pasado ya tres años desde que por última vez celebramos juntos de manera presencial el Día Nacional de la Empresa Privada y el aniversario de nuestro CONEP. 
 
Los últimos años han sido prolíficos en eventos extraordinarios. El mundo de hoy es muy distinto, y nuestro país no ha sido excepción a esta transformación.
 
Constantemente hablamos de cómo ocurren estos cambios, y cómo impactan nuestras vidas. La pandemia del COVID-19 llegó de sorpresa e irrumpió con fuerza. Los ligeros repuntes de los últimos días nos recuerdan que sigue siendo una realidad. 
 
Hace apenas unos días, el Presidente Abinader tuvo una notable participación en dos importantes espacios cuya dinámica tradicional se había visto afectada por la pandemia. Me refiero a la Asamblea Mundial de la Salud y al Foro Económico Mundial. Como dominicanos debemos sentirnos altamente orgullosos de lo que como país hemos logrado, el tesoro que constituye nuestra estabilidad y el incuantificable valor de un intangible como la confianza. 
 
Han sido muchos retos. Juntos los hemos enfrentado y lo seguiremos haciendo. Cuidemos lo que tenemos. Algo, que como nos mencionó anoche Moises Naim, merece un aplauso. 
 
Con mucho esmero durante meses le dedicamos tiempo a organizar este evento. Pero los cambios actuales son tan veloces e imprevisibles que tan solo después de haber contactado a nuestros invitados especiales, se han sumado acontecimientos a los ya conocidos:
 
Estalló un conflicto bélico de dimensiones mayores en Europa del Este, se han producido elecciones con cambios abruptos en toda nuestra región, y la incertidumbre sigue siendo tendencia en materia económica, comercial y logística a nivel global.
 
Hoy queremos hacer una pausa, y que sobre las realidades de los tiempos actuales, miremos juntos al futuro.
 
No pueden ser más oportunas las intervenciones de los oradores que nos acompañan. 
 
Ricardo Haussman, director del Centro para el Desarrollo Internacional (CID) de la Universidad de Harvard y profesor de Práctica de Desarrollo Económico en la Escuela John F. Kennedy de la Universidad de Harvard. Además de cargos públicos en su natal Venezuela, fue el primer economista en jefe del Banco Interamericano de Desarrollo, donde creó el Departamento de Investigación.
 
El profesor Haussman ya hace más de 25 años se refería en su obra a la volatilidad de los flujos de capital, y como controlar su impacto en América Latina. Hoy abordará con nosotros los “Retos y oportunidades en un mundo convulsionado”. 
 
Asimismo, contamos con la presencia de Moises Naim. Combina una prolífera carrera pública y privada, y es miembro del Carnegie Endowment for International Peace. Durante años dirigió la reconocida revista Foreign Policy. 
 
 A través de su prolífica obra literaria, nos ha presentado “Dos Espías en Caracas”, “Repensando el Mundo”, y “El Fin del Poder”. Más reciente, y como antesala a este evento, “La Revancha de los Poderosos” donde con impresionante claridad aborda el poder en el siglo XXI.
 
Naim se referirá hoy con nosotros al “Mundo en 2022: tendencias, sorpresas y prioridades”. 
 
En este momento trascendental de la historia, queremos que éste evento nos permita renovar el compromiso con nuestro país y con nuestra gente; que podamos continuar orientando las acciones responsables del sector empresarial al desarrollo económico y social de nuestra nación.
 
Termino repitiendo la invitación que les hice en nuestro último encuentro al clausurar la IX Convención Empresarial ”Que el optimismo siempre pueda vencer el pesimismo.Y que todos estos motivos para celebrar, sean razón para seguir trabajando”.  
 
¡Sean todos ustedes bienvenidos a este evento!